ve.blackmilkmag.com
Nuevas recetas

Receta de galletas digestivas con albaricoques y melocotones

Receta de galletas digestivas con albaricoques y melocotones


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


  • Recetas
  • Tipo de plato
  • Postre
  • Postres de frutas
  • Postres de durazno

Un postre fácil pero muy sabroso. Los duraznos y los albaricoques se marinan en miel y limón y se sirven en galletas simples.

¡Sé el primero en hacer esto!

IngredientesPara 6

  • 2 a 3 albaricoques frescos, deshuesados ​​y en rodajas finas
  • 1 a 2 duraznos frescos, pelados, deshuesados ​​y cortados en rodajas finas
  • 1 paquete (250 g) de galletas digestivas u otras galletas simples
  • 1/2 limón, exprimido
  • 2 cucharadas de miel
  • azúcar en polvo

MétodoPreparación: 15min ›Listo en: 15min

  1. Mezcle los duraznos, los albaricoques, el jugo de limón y afile. Deje marinar durante 10 a 15 minutos.
  2. Colocar rodajas de frutas sobre una galleta digestiva, alternando una rodaja de melocotón con una rodaja de albaricoque. Espolvorea con azúcar glas justo antes de servir.

Propina

Puedes usar nectarinas en lugar de melocotones.

Visto recientemente

Reseñas y calificacionesCalificación global promedio:(0)

Reseñas en inglés (0)


Migajas de comodidad

Una de las cosas de envejecer es que te empieza a gustar el pastel simple. Poco a poco, la cereza, el mármol, Battenburg, incluso el bizcocho de semillas con sus curiosas notas de anís, empiezan a atraer más que el Triple Chocolate Gateau de Sara Lee. Hace diez años, no habría mirado un pastel que no estuviera cubierto de crema y mermelada, rizos de chocolate y nueces. Ahora estoy mucho más feliz con un buen trozo de tarta de Madeira. Eso sí, todavía no tengo la edad suficiente para ver el sentido de los bizcochos digestivos sin chocolate o esas pequeñas obleas rosadas que te dan en los surtidos familiares. Y no, nada en la tierra me hará chupar un Werther's Original hasta que ya no tenga mis propios dientes.

Hay algo elegante y atemporal en una rebanada de pastel simple. No hay mucho que hacer: solo mantequilla fresca, huevos de gallinas camperas, azúcar en polvo dorada y un poco de harina. Puede haber algunas semillas de amapola, un olor a naranja o limón y, si tienes suerte, alguna cereza ocasional y bastante solitaria, pero estos pasteles generalmente hacen honor a su nombre: sencillo. Una vez despojados de las campanas y los silbidos de la crema y las nueces, los placeres simples de la mantequilla y el azúcar brillan. Además, como regla general, cuanto más alto sea el pastel, menos bueno será para comer. Como de costumbre, menos es más.

El lugar para el pastel, donde tradicionalmente se sentaba, era el té de la tarde, pero pocas personas que conozco tienen el tiempo o la inclinación para hacerlo ahora. Para ser honesto, ayer tuve amigos para tomar el té, pero solo para comer los pasteles que había estado probando para la columna de hoy. Sin su ayuda, sé que me habría devorado todo el lote en silencio durante uno o dos días.

Sí, una rebanada de pastel es tranquilamente placentera con una taza de té, pero hay más que eso. Los pasteles simples, especialmente aquellos con limón o almendras, también son el postre. Una rebanada fina junto a algunas frutas escalfadas hace que el postre se vea elegante, incluso sabroso, y tiene la ventaja de estar preparado con anticipación. Una rebanada de pastel de naranja y almendras, por ejemplo, se ve increíblemente elegante si se sirve con ciruelas pasas que has escalfado en Sauternes. Una rebanada larga de pastel de limón de color canario profundo es bastante hermosa junto a un racimo de peras pequeñas en almíbar que has aromatizado con una vaina de vainilla. También podría servir crema fresca, aunque no estoy seguro de que realmente la necesite.

Florence White, escribiendo en 1932 en Good Things in England, menciona 'los pasteles de cortar y volver de los que nunca te cansas'. Ella incluye el pastel de Madeira en este capítulo hecho con medidas iguales de mantequilla, azúcar y harina (usa media libra de cada uno) y cinco huevos. White solo toma tres líneas para decirle cómo unir los ingredientes, cubra con rodajas de cáscara de cidra y hornee durante una hora en un horno moderado. El autor, que fue fundador de la English Folk Cookery Association, también incluye pastel de Navidad, pastel de semillas, bizcocho, así como pastel de Portland, pastel de almuerzo y pastel de sultana de la tía Maud.

Ninguno de ellos era elegante, todos ellos deliciosos, sin embargo, se les ha permitido morir a favor del súper pastel de chocolate belga de doble capa con chips de chocolate. Nosotros, los comedores de pasteles, no deberíamos dejar que esto suceda. Sería como dejar que la lechuga cos se extinguiera en favor del lollo rosso dulce y con volantes.

Cuando digo llano, no quiero decir enfáticamente seco. Un pastel seco es para los pájaros o, si te consume la culpa, siempre puedes convertirlo en una bagatela. Cocinar en exceso es el principal culpable. Nadie debe sacar su cocción del horno antes de que esté listo, pero vale la pena recordar que un pastel todavía se cocina un poco durante uno o dos minutos cuando sale del horno.

Una forma de garantizar una miga húmeda y casi calamar a tu pastel es agregar almendras molidas. El aceite de las nueces asegura una agradable humedad al pastel y, mejor aún, su adición significa que un pastel se volverá aún más húmedo después de uno o dos días. Sirvo wodges espesos de pastel de almendras con albaricoques escalfados (remojo los albaricoques hunza secos de color dulce en agua hasta que se rellenen, luego los escalfé en el líquido de remojo con una vaina de vainilla, retírelos cuando estén tiernos y hierva el líquido a una almíbar fino) y luego ofrecer un tazón de yogur de oveja espeso a un lado.

Un buen silbido para el postre la próxima vez que tenga amigos para cenar (lo siento, ni siquiera puedo decir "cena") es servir rebanadas de pastel simple pero lujosamente húmedo con una gota de yogur cremoso y endulzado. Mezclar mitad y mitad de yogur natural colado con crema batida suave, luego endulzarlo con un poco de azúcar demerara orgánica y espolvorear sobre algunos pistachos picados. Tarda unos cinco minutos y sabe a que pasó horas con él.

Las tartas que me parecen más útiles son las que se conservan bien, así que suelo hacerlas con un par de días de antelación y envolverlas en papel de aluminio. De vez en cuando les hago hielo. Sé que esto suena horrible, todo el glaseado es espantoso, pero si lo adelgazas bastante y usas mucho jugo de limón, el resultado se vuelve nítido, como la escarcha en el césped y te recuerda las fiestas de cumpleaños de la infancia. Lo cual, si me preguntas, es de lo que realmente se trata el gusto por el pastel.

Pastel de limón

Para 8 personas. Un pastel verdaderamente húmedo perfumado con limón y almendras, con un glaseado fino y dulce.

200 g de mantequilla blanda
200 g de azúcar en polvo dorada
3 huevos grandes
40 g de harina común
140 g de almendras molidas
ralladura y jugo de limón

Forre el molde para pan con papel de horno o pergamino para hornear. Yo uso una sola hoja de pergamino, exactamente del mismo largo que la lata, para que cubra el fondo y los dos lados más largos. No me preocupo por los lados cortos.

Batir la mantequilla y el azúcar hasta que estén pálidos, esponjosos y casi blancos. No soy un esclavo de la cocina. Siempre uso mi batidora de alimentos para pasteles, pero también puedes hacerlo con una batidora eléctrica de mano. Suavemente, a baja velocidad, bata los huevos, uno a la vez, agregando un poco de harina entre cada adición para evitar que se cuaje.

Con la batidora aún a velocidad lenta, agregue las almendras molidas y la ralladura, pero no el jugo.

Colocar la mezcla en el molde para pastel forrado, alisar ligeramente la parte superior y hornear durante 45-50 minutos a 180 C / marca de gas 4. Levante el pastel del horno y pruébelo con una brocheta - la punta debe dejar el pastel sin mezcla pegado a él. Debe estar húmedo pero no mojado. Vuelva a colocarlo durante unos minutos si lo necesita.

Perfora la parte superior del pastel con una brocheta (creo que la mía es una aguja de tejer vieja) en ocho lugares aproximadamente, luego exprime el jugo de la mitad del limón. Deje que el bizcocho se enfríe en su molde, aflojando los bordes cortos a medida que se enfría.

2 cucharadas de jugo de limón
unas 6 cucharadas de azúcar glas dorado

Tamizar el azúcar glas en un tazón pequeño y mezclar hasta obtener una pasta fina y suave con un poco del jugo de limón en el medio limón restante. Probablemente necesitará un poco más de una cucharada en total. Rocíe el glaseado de limón, que estará lejos de ser de color limón, sobre la parte superior del pastel enfriado y déjelo reposar.

El bizcocho se conserva bien, envuelto en papel de aluminio y, gracias a las almendras, se volverá aún más húmedo durante uno o dos días.

Pastel de albaricoque y almendras

Sirve 12 de postre con fruta. Un pastel poco profundo húmedo para servir con albaricoques escalfados, duraznos o un plato de fresas.

250 g de mantequilla
250 g de azúcar en polvo
75 g de almendras molidas
100 g de harina común
100 g de orejones blandos
4 huevos grandes, batidos
la ralladura y el jugo de un limón orgánico o sin encerar

También necesitará un molde para pasteles poco profundo de 23 cm, la base forrada con pergamino para hornear o papel para hornear. Ponga el horno a 180 C / marca de gas 4.

Batir la mantequilla y el azúcar en una batidora eléctrica hasta que estén blancas y esponjosas. Mezcle las almendras y la harina, luego mezcle los albaricoques en un procesador de alimentos hasta que estén muy finamente picados. Deben ser más finas que la piel confitada, casi, pero no del todo un puré.

Agrega los huevos, poco a poco, con la batidora a fuego lento. Apague la máquina y agregue la ralladura de limón y un tercio de las almendras y la harina, luego encienda la batidora a fuego lento hasta que se incorporen los ingredientes secos, luego agregue el segundo, y luego el tercer lote de almendras y harina, apagando la máquina. cada vez. Si hace esto demasiado rápido, terminará con un pastel pesado.

Por último, la máquina sigue funcionando lentamente, mezcla el jugo de limón y los albaricoques. Transfiera la mezcla con una espátula de goma al molde para pasteles forrado y hornee por 35 minutos. Pasa una espátula por el borde de la lata y aplícala sobre papel vegetal azucarado. Dejar enfriar y cortar en rodajas.


Cheesecake de Labneh con cardamomo y albaricoques almibarados con azafrán

¿Podemos hablar de Labneh un segundo? Sé que he hablado de Labneh aquí antes. Recientemente, de hecho. Pero sentí que Labneh necesitaba aún más atención. En parte porque lo adoro y simplemente no puedo dejar de hacerlo. Pero también porque quería compartir una nueva receta con Labneh.

Si no está familiarizado con Labneh, técnicamente un tipo de queso, es con lo que terminará si cuela el yogur durante la noche para que el suero gotee. (En cierto modo, el yogur griego ya es una forma de Labneh, ya que obtiene su rica textura al filtrar parte del suero). Común en todo el Medio Oriente (donde a menudo se puede comprar Labneh listo para usar en los supermercados en recipientes pequeños similares al queso crema), hay varias formas diferentes de servirlo. En su forma más básica, generalmente se sazona con sal y se sirve como salsa junto con otros mezze (incluso mejor cuando hay un charco de buen aceite de oliva en el medio y tal vez una pizca o dos de za'atar). Labneh también puede servir como base para muchas inmersiones diferentes, p. Ej. con remolacha o pimientos rojos. Labneh a veces también se forma en pequeñas bolas y se enrolla en diferentes hierbas y especias y se conserva en aceite de oliva. Labneh es tan delicioso porque el proceso de eliminar parte de la humedad (en forma de suero) del yogur concentra todos los sabores y aumenta su contenido de grasa.

Si desea hacer su propio Labneh, no existen reglas estrictas sobre cuánto tiempo necesita colar su yogur hasta que pueda llamarlo Labneh. Depende tanto de qué tan líquido sea el yogur con el que comiences y también para qué quieras usar el Labneh. Solo tenga cuidado, cuanto más líquido sea su yogur (y, por lo tanto, más suero que contenga), no solo se filtrará más el suero, sino que también se quedará con muy poco Labneh en comparación con la cantidad de yogur con el que comenzó. Otro consejo es comenzar con un yogur sabroso y de buena calidad, ya que el sabor se concentrará aún más una vez que filtre el suero. Normalmente utilizo un yogur griego orgánico con alrededor del 6 al 8 por ciento de grasa. Y aunque algunas personas salan su yogur antes de colar, a mí me gusta dejar el mío simple para poder usar el Labneh tanto para recetas dulces como saladas.

Ligeramente sazonado con un poco de sal, se convierte en el lecho perfecto para verduras asadas (como estas zanahorias con zhough), pero también huevos y aceite de za'atar como aquí. También funciona maravillosamente como relleno para bollos salados como estos bollos de Labneh y Za'atar que compartí a principios de este año. Y cuando se trata de recetas dulces, Labneh es un gran sustituto del queso crema y el mascarpone en muchas recetas, como en estos Streuseltaler alemanes con una capa de tarta de queso de flor de naranja y una cobertura crumble de mantequilla o en este tiramisú de fresa con Labneh. y Sumac o, de hecho, este pastel de queso Labneh con cardamomo y albaricoques tostados con azafrán.

El otro día nos encontramos con tres (!) Tarrinas de 800 g de yogur griego. Entonces decidí hacer Labneh. Y luego usa ese Labneh para hacer un pastel de queso Labneh. Y una vagamente inspirada en la receta de la tarta de queso de albaricoque y amaretto en "Dulce" de Helen Goh y Yotam Ottolenghi, que va acompañada de una foto impresionante de un queso crema de aspecto magnífico cubierto con albaricoques hermosamente almibarados. Inicialmente pensé que podría hacer una versión de Nespole y Tonka Bean de esa receta, pero lamentablemente la temporada de Nespole terminó antes de que pudiera hacerlo. Así que albaricoques, como en la versión original, lo era. Pero no pude evitar usar su idea como un punto de partida y terminar en otro lugar completamente diferente, pero armado con una receta y una combinación de sabores que creo que ambos aprobarían. Aquí, el Labneh representa el queso crema de uso más común, y hay una buena pizca de cardamomo en la limadura y una pizca de mahleb en la corteza (opcional pero muy recomendable). Para terminar, la tarta de queso se cubre con albaricoques asados ​​con azúcar y azafrán, sus jugos de tostado luego se cocinan en un hermoso almíbar.

Cheesecake de Labneh con cardamomo y albaricoques almibarados con azafrán

Inspirado en la tarta de queso con albaricoques y amaretto en "Sweet" de Helen Goh y Yotam Ottolenghi

Notas: Como es el caso de muchas recetas de tarta de queso, esta se presta a numerosas variaciones. Puede sustituir fácilmente los albaricoques con otras frutas de hueso, ya sean melocotones o nectarinas que también están de temporada en este momento o, más adelante en el verano, algunas de las primeras ciruelas (que funcionarían muy bien con el cardamomo en la tarta de queso). Del mismo modo, si el cardamomo no es lo tuyo, simplemente puedes usar vainilla o haba tonka rallada y tal vez servir esto con algunas cerezas almibaradas.

Para la corteza
200g de galletas digestivas
80 g de mantequilla
Pizca de sal
1 cucharadita de mahleb (opcional pero agrega una agradable nota de mazapán / almendra amarga a la corteza)

Para la capa de tarta de queso
600 g de Labneh *
Semillas de 5 vainas de cardamomo, molidas
120 g de azúcar
3 huevos

Para la cobertura de albaricoque
400 g de albaricoques, algunos cortados a la mitad, algunos cortados en cuartos
2 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de agua
Pizca de azafrán

* Usé labneh casero para esta receta. Si comienza con 1 kg de yogur griego (con un porcentaje de grasa del 8-10 por ciento), debería terminar con alrededor de 700 g de Labneh si deja que el yogur escurra durante la noche. Si termina con una pequeña cantidad de Labneh en exceso, es una excelente cama para todo tipo de cosas, incluidas las zanahorias asadas y los huevos fritos y, por lo demás, es un delicioso sustituto del queso crema (piense en Bagels y salmón ahumado).

Precaliente el horno a 180 grados Celsius y forre una pequeña bandeja para brownies (yo usé una pequeña fuente para asar IKEA que mide 20x26cm) con papel pergamino.

Para hacer la corteza, presione las galletas digestivas con mantequilla, sal y mahleb (si se usa) en un procesador de alimentos hasta que estén arenosas. Distribuya uniformemente la mezcla sobre el fondo de la sartén y presione hacia abajo en una capa uniforme (una espátula compensada es útil para esto). Coloca en el frigorífico mientras preparas el relleno.

En el tazón de una batidora de pie (o en un tazón grande y usando una batidora de mano), bata el labneh, el cardamomo y el azúcar hasta que estén suaves y esponjosos, luego bata los tres huevos uno por uno hasta que se incorporen. Extienda el relleno sobre la base de la tarta de queso y hornee por aprox. 30-35 minutos o hasta que los bordes de la tarta de queso estén firmes pero el centro retiene un ligero bamboleo. Apague el horno y deje enfriar la tarta de queso dentro del horno con la puerta del horno entreabierta con una cuchara de madera o similar. Una vez que esté a temperatura ambiente, coloque la tarta de queso en el refrigerador hasta que esté lista para servir.

Para preparar los albaricoques asados ​​con azafrán, precalienta el horno a 200 grados centígrados. Agregue los albaricoques cortados a la mitad y en cuartos a una pequeña fuente para asar. Mezclar el azúcar con el azafrán y esparcir sobre la fruta. Rocíe con el agua.

Ase los albaricoques durante aprox. 25 minutos, echando los jugos de la sartén sobre los albaricoques cada 5-10 minutos más o menos. Una vez hecho esto, los albaricoques se habrán ablandado pero aún deben conservar su forma.

Vierta con cuidado el jugo de albaricoque en una cacerola pequeña y reduzca hasta que burbujee.

Para servir, coloque los albaricoques sobre la tarta de queso y rocíe con el almíbar.


Buena receta sudafricana de melocotón Brulee

South African Peach Brulee & # 8211 ¡una receta simple y buena para ti!

Ingredientes
4 melocotones o nectarinas sudafricanas
6 galletas digestivas, trituradas
4 cucharadas de Marsala o jerez dulce (reemplácelo con jugo de manzana para niños)
300 g de yogur griego bajo en grasas
150 g de queso de pasta blanda bajo en grasa
1 cucharadita de extracto de vainilla
4 cucharaditas colmadas de azúcar demerara

Cómo
Precalienta la parrilla. Cortar por la mitad, deshuesar y rebanar los melocotones o nectarinas.

Comparta las migas de galletas digestivas entre 4 platos para servir a prueba de parrilla (o use un plato grande). Espolvoree el Marsala o jerez sobre ellos, luego comparta los melocotones o nectarinas entre los platos.

Mezclar el yogur, el queso tierno y el extracto de vainilla. Vierta sobre la fruta, luego espolvoree el azúcar demerara encima.

Asa los postres durante 3-4 minutos, hasta que el azúcar se derrita y empiece a dorarse. Deje enfriar durante unos minutos y luego sirva.

Consejos del cocinero:
Puede usar albaricoques sudafricanos en lugar de melocotones o nectarinas; necesitará alrededor de 8 en total. Si está haciendo esto para niños, use jugo de manzana sin azúcar en lugar de Marsala o jerez.


Receta de galletas digestivas con albaricoques y melocotones - Recetas

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Hora de cocinar: 12-15 minutos
  • Servicio: Sirve más de 10

Cien mil galletas

¡Serán un éxito entre los niños! Fueron un elemento básico para muchos que crecieron en Australia, y siguen siendo los favoritos hoy en día. ¡Te mostramos lo fácil que es hacer el tuyo!

Comentarios del probador de recetas: “¡A los niños les encantará este, al igual que a los adultos! Una receta realmente deliciosa y fácil. Si no quiere el glaseado, simplemente no lo agregue. pero eso es lo mejor ". Tammy

No: nueces
Contiene: Gluten / Lácteos / Huevo
* Variaciones: Se puede hacer sin huevo.

Tiempo de preparación 20 minutos
Hora de cocinar 12-15 minutos
Hace 30-40 galletas
Se puede congelar

Ingredientes

  • Galletas:
  • mantequilla - 250g
  • azúcar - 90g
  • pasta de vainilla - 2 cucharaditas (use menos si desea un sabor más sutil)
  • harina de arroz - 100 g, fina
  • harina común - 300 g, más extra para espolvorear
  • leche de elección - o agua, opcional
  • Glaseado: (* puede usar una receta alternativa de EF)
  • huevos - 2, solo claras
  • azúcar glas - 340g
  • jugo de limón - 2 cucharaditas
  • colorante para alimentos - 2 gotas, rosa, opcional
  • 100 y 1000

Método

  1. Precalienta el horno a 180C. Forre dos bandejas para hornear con papel de hornear.
  2. Agregue la mantequilla (250 g), el azúcar (90 g), la pasta de vainilla (2 cucharaditas), la harina de arroz fina (100 g) y la harina común (300 g) en el bol. Bombardeo aéreo Velocidad 6/20 segundos.
  3. Programa 1 minuto / tapa cerrada / función de amasado o hasta que se forme ligeramente una masa. Puede tomar un poco más de tiempo dependiendo de qué tan fría esté la mantequilla. Cuanto más amases, mejor se unirá.
  4. Si la mezcla está demasiado seca, agregue unas gotas de leche o agua para unirla.
  5. Espolvorear el banco con un poco de harina y verter la masa encima. Amasar ligeramente la masa con la mano para unirla.
  6. Estirar la masa hasta que tenga un grosor de 0,5 a 1 cm.
  7. Enharina tus cortadores de galletas ligeramente y corta formas de varios tamaños de la masa.
  8. Continúe amasando, extienda la masa y corte las formas hasta que se use todo.
  9. Coloque las formas más pequeñas en una bandeja para hornear y las formas más grandes en la otra.
  10. Hornee durante 12-15 minutos o hasta que estén ligeramente dorados.
  11. Deje enfriar completamente.
  1. Si necesita hacer su propio azúcar glas, agregue azúcar (340 g) al bol y muela Velocidad 9/10 segundos. Ponga a un lado en un tazón pequeño.
  2. Agregue las claras de huevo (2) al recipiente limpio y seco. Inserte el accesorio para batir. Mezcla Velocidad 2/30 segundos, asegurándose de que las claras de huevo estén espumosas.
  3. Agregue el azúcar glas (340 g) y el jugo de limón (2 cucharaditas) al bol. Mezcla Velocidad 2/15 segundos. Raspa los lados.
  4. Coloque un poco de colorante rosa para alimentos (2 gotas, si se usa) en la mezcla de glaseado en el tazón. Mezcla Velocidad 2/15 segundos o hasta que esté completamente combinado.
  5. Hiele la parte superior de cada galleta con el glaseado rosa y espolvoree con cientos y miles.
  6. Deje que el glaseado se asiente y guárdelo en un recipiente hermético.
  7. ¡Disfrutar!

¡Haz lo tuyo!

* Haga su propio glaseado sin huevo con la receta de glaseado de crema de mantequilla de The Tea Party Issue o las recetas de glaseado de emergencia o glaseado simple de crema de mantequilla de The Party Issue.


Recetas para su deshidratador

1. Yogur

Ya mencioné esto, pero me sorprendió mucho cuando descubrí que en realidad se podía crear yogur casero en su deshidratador de alimentos.

Si eso suena complicado, se sentirá aliviado al saber que hay muchos detalles e imágenes que lo ayudarán en el proceso.

2. Pimientos dulces deshidratados

¿Obtienes una gran cosecha de pimientos dulces cada año? Si es así, le alegrará saber que puede usar su deshidratador para ayudarlo a procesarlos.

Pero lo mejor es que solo tienes que limpiar, picar y luego colocar en el deshidratador. Es un proceso simple que le dará a su cosecha un uso completamente nuevo.

3. Apio deshidratado

¿Usas apio en tus sopas cada invierno? ¿No sería genial si pudieras deshidratar un montón y echarlo en tu sopa según sea necesario?

Bueno, gracias a esta receta, puedes hacer precisamente eso. Simplemente lavas, cortas y deshidratas. Luego, agregue un poco cuando esté listo para usarlo.

4. Queso deshidratante

¿Es usted un preparador o alguien a quien le gusta tener mucha comida a mano en caso de una emergencia de algún tipo?

Bueno, si es así, te alegrará saber que en realidad puedes deshidratar el queso y almacenarlo durante más tiempo.

5. Pan deshidratado

Puede decidir que desea usar su deshidratador para hacer deliciosos artículos como pan rallado, o podría deshidratar el pastel de Angel Food para disfrutarlo en un viaje de mochilero.

Entonces, si alguna de estas sugerencias suena como algo que le gustaría probar, definitivamente querrá revisar sus tutoriales. También comparten cómo se puede deshidratar el pan de pita.

6. Galletas crudas

Si sigue una dieta de alimentos crudos, le encantará esta receta que ayuda a recrear una versión cruda de una galleta. Básicamente, pones tomates secos, nueces, lino molido, orégano y algunas otras especias en un procesador de alimentos.

Cuando los ingredientes estén bien mezclados, colócalos en la hoja deshidratadora hasta que estén secos y crujientes.

7. Mantequilla deshidratada

Tengo algunos amigos a los que les gusta estar preparados en caso de una emergencia. Descubrieron a través de sus propios experimentos que se puede conservar la mantequilla enlatándola.

Bueno, si no quiere lidiar con el envasado de mantequilla para su conservación, puede seguir esta receta y deshidratarla para tenerla a mano cuando la necesite.

8. Arándanos deshidratados

Los arándanos secos son algunos de mis frutos secos favoritos. Me encanta la forma en que saben por sí mismos o cuando se ponen en una deliciosa mezcla de frutos secos.

Entonces, si también te gustan los arándanos deshidratados, te alegrará saber que hay un tutorial detallado y una receta para crear los tuyos en casa.

9. Cerezas deshidratadas

Solo mencioné lo mucho que amo los arándanos secos. Sin embargo, debo decirte que las cerezas secas son mi fruto seco favorito de todos los tiempos.

Entonces, si también te encantan las cerezas secas porque son deliciosas solas o mezcladas con una mezcla de frutos secos con un poco de chocolate negro, definitivamente querrás ver esta receta.

10. Cuero enrollado de chocolate y fruta de plátano

Sabes, creo que todos sabemos que puedes hacer cueros de frutas bastante deliciosos en un deshidratador. Son deliciosos y saludables también.

Pero cuando me di cuenta de que se podía hacer un cuero de frutas de chocolate en un deshidratador, básicamente me cautivó. Si también te gustan los cueros de chocolate con frutas, entonces querrás ver esta receta.

11. Cuero de fruta en crema

¿Creerías que no soy un gran fanático de las naranjas, pero me encanta cualquier cosa con sabor a crema? Es verdad. Por eso estaba tan emocionado de encontrar esta receta.

Básicamente, toman puré de manzana, yogur y concentrado de jugo de naranja congelado y hacen una delicia absolutamente deliciosa.

12. Cebollas verdes deshidratadas

¿Te gusta poner cebollas verdes en tu sopa? Si es así, te alegrará saber que puedes cultivar un montón y luego conservar tu cosecha.

Luego, puede deshidratarlos, almacenarlos con bastante facilidad y usarlos durante todo el invierno para dar sabor a sus platos de sopa y pasta.

13. Aros de cebolla cruda picantes

Esta receta parece realmente deliciosa independientemente del plan de dieta que esté siguiendo. Cubrirás los aros de cebolla con deliciosos condimentos.

Luego, deshidratarás los aros de cebolla hasta que estén crujientes y crujientes. Finalmente, puedes disfrutar de deliciosos aros de cebolla que nunca tuvieron que freírse.

14. Remojar y deshidratar nueces

Es posible que nunca hayas pensado en deshidratar nueces, pero ¿qué pasa si tienes varios árboles de nueces en tu propiedad?

Entonces necesitará una forma de almacenarlos para un uso a largo plazo. Si tienes un deshidratador, puedes hacerlo gracias a esta receta.

15. Papas fritas deshidratadas

¿Te encantan las papas fritas, pero no te encantan todas las frituras y la untuosidad de las papas fritas normales?

Bueno, entonces te alegrará saber que hay una receta en la que puedes crear papas fritas crujientes y deshidratadas para una opción mucho más saludable.

16. Chips de maíz crudo

Si sigue una dieta cruda, a menudo tiene que ser creativo cuando se trata de comer algunos de sus favoritos.

Por ejemplo, me encantan las patatas fritas y la salsa. Entonces, si estuviera en una dieta cruda, entonces esta receta de chips de maíz crudo sería una que definitivamente querría probar por mí mismo.

17. Chips de plátano con mantequilla de maní

Es algo común deshidratar los chips de plátano para que pueda disfrutarlos en cosas como cereales o mezclas de frutos secos. Pero esta receta definitivamente lo mejora un poco.

Básicamente, cortas rodajas de plátano, pones mantequilla de maní encima en un recipiente con tapa, luego las mezclas muy bien para que queden cubiertas antes de ponerlas en el deshidratador.

18. Caramelo de ruibarbo

¿Cultivas tu propio ruibarbo pero te resulta difícil encontrar suficientes cosas para hacer con él? Si es así, querrá sintonizar esta receta.

Así que simplemente crea un jarabe simple y cubre el ruibarbo en él. Luego colóquelo en el deshidratador hasta que esté listo. A partir de ahí, tendrá un bocadillo dulce y saludable.

19. Huevos deshidratados

Si eres alguien a quien le preocupa almacenar comida para cualquier ocasión, entonces te interesará saber que en realidad puedes deshidratar huevos.

O si simplemente está lleno de huevos, le alegrará saber que siguiendo esta receta puede deshidratarlos para usarlos más adelante.

20. Frambuesas deshidratadas

Tenemos muchos arbustos de frambuesa alrededor de nuestra propiedad. A veces puede resultar abrumador saber qué hacer con todos ellos.

Así que me sentí aliviado cuando vi esta receta para deshidratarlos. De esa manera, aún se pueden usar pero almacenar mucho más fácilmente sin ocupar frascos de conservas o espacio en el congelador.

21. Hongos deshidratados

Esta receta me emociona mucho. A mi hijo mayor y a mi hermana mayor les encantan los champiñones y los estoy enlatando constantemente.

Pero ahora sé que puedo deshidratarlos para poder incorporarlos en recetas sin ocupar tarros de conservas.

22. Verduras congeladas deshidratadas

Hay mucha gente hoy en día que se está preparando para el desastre. Parece que cada vez que enciendes las noticias sucede algo aterrador, por lo que sienten la necesidad de estar lo más preparados posible.

Bueno, si te gustaría estar preparado pero no quieres cultivar todos tus alimentos, te alegrará saber que esta receta te muestra cómo tomar vegetales congelados y deshidratarlos para usarlos más adelante.

23. Pimientos jalapeños deshidratados

Si eres fanático de la comida picante, entonces te va a encantar esta receta. Puede comprar chiles jalapeños o utilizar su propia cosecha.

Luego, prepara los pimientos como lo haría normalmente. Sin embargo, cuando estén rebanados, los colocará en el deshidratador hasta que estén crujientes.

24. Ajo deshidratado

Si cultiva su propio ajo, es bueno saber qué hacer con él. Puede conservarlo de muchas formas diferentes, pero deshidratarlo parece ser bastante fácil.

Entonces, esta receta no solo le mostrará cómo deshidratarlo, sino que también le mostrará cómo convertir el ajo deshidratado en ajo en polvo.

25. Chips de naranja crujientes

Si te gustan las naranjas, te alegrará saber que ahora puedes deshidratarlas para disfrutarlas durante todo el año.

Por lo tanto, solo tendrá que cortar las naranjas en rodajas y colocarlas en el deshidratador hasta que estén crujientes y listas para su disfrute.

26. Chips de kiwi

A mucha gente le encantan los chips de frutas. Es una forma sana y deliciosa de disfrutar de un refrigerio. Pero, ¿por qué deberías quedarte con los chips de plátano básicos?

Bueno, no deberías. Si te encantan los kiwis, te alegrará saber que esta receta también te muestra cómo convertirlos en chips.

27. Chips de rábano

Amo esta receta. A mi esposo le gusta mucho cultivar verduras abundantes durante los meses fríos para que podamos tener productos frescos.

Bueno, los rábanos son una de esas verduras, y honestamente me cuesta saber qué hacer con todas ellas. Gracias a esta receta, ahora tengo una nueva y sabrosa opción.

28. Chips de remolacha

La remolacha es otra de esas verduras de clima frío de las que a menudo tienes una gran cantidad y te preguntas: "¿Qué demonios hago con todo esto?"

Bueno, ahora puedes hacer chips de remolacha. Son una opción de refrigerio saludable que no requiere mucho para hacer.

29. Chips de calabacín con ajo y parmesano

¿Está buscando un chip nuevo y saludable? ¿Por qué no considerar ir con una receta que pueda hacer usted mismo?

Bueno, si eso suena como un plan de juego, entonces considere hacer estas chips de calabacín con queso y ajo. ¡Suenan deliciosos!

30. Chips de melón saludables

¿Cultivas muchos melones cada verano? Incluso si no lo hace, generalmente puede encontrarlos bastante baratos cuando están en temporada.

Bueno, de cualquier manera, te alegrará saber que puedes convertir un delicioso melón en un maravilloso chip afrutado.

31. Chips de pepperoni

Si está siguiendo la dieta baja en carbohidratos, definitivamente querrá prestar atención a esta receta porque podría ser su nueva versión de un chip.

Básicamente, simplemente coloque pepperonis en un deshidratador y déjelo secar. Entonces puedes comerlos como un refrigerio lleno de proteínas.

32. Chips de zanahoria

En caso de que no te hayas dado cuenta, puedes convertir cualquier cosa en un chip. Sin mencionar que también pueden ser una alternativa más saludable a los chips regulares.

Entonces, ya sea que cultive zanahorias o simplemente las compre a un precio muy bajo, gracias a esta receta ahora tiene una opción de chips saludable y económica.

33. Arándanos deshidratados

Estamos invadidos por arbustos de arándanos en nuestra propiedad. Este es un buen problema, pero aún debe ser creativo sobre cómo preservarlos todos.

Afortunadamente, esta receta le muestra cómo puede conservar los arándanos deshidratándolos. Esta es una gran opción para fines de almacenamiento y refrigerios también.

34. Trozos de piña deshidratados

Si eres alguien a quien le encantan las golosinas súper dulces, te alegrará saber que esta receta entra en esa categoría.

Pero aún mejor, también cae en la categoría de saludable. Solo tendrás que cortar la piña en trozos y dejar que el deshidratador haga su trabajo.

35. Malvaviscos deshidratados

¿Alguna vez te has preguntado cómo los cereales azucarados crean esos deliciosos trozos de malvavisco? ¿Alguna vez has querido recrear eso en tus propios cereales caseros?

Bueno, ahora puedes. Solo necesitas conseguir pequeños malvaviscos y deshidratarlos. Esta receta le dará todos los detalles.

36. Mangos deshidratados

Puede hacer un millón de variedades diferentes de mezcla de frutos secos, especialmente cuando sabe cómo deshidratar diferentes tipos de frutas.

Bueno, si sigues esta receta ahora podrás deshidratar mangos para disfrutarlos en tu mezcla de frutos secos y como snack.

37. Chips de manzana acaramelada

Esta es otra gran receta para un dulce más saludable. Corta las manzanas verdes y luego las cubre ligeramente con caramelo.

A partir de ahí, póngalos en su deshidratador hasta que estén crujientes y listos para disfrutar. Este es un gran bocadillo que es fácil de hacer y también puede ser portátil.

38. Twizzlers deshidratados de fresa roja

This recipe calls for things like date paste and beetroot juice. These may sound different, but they end up creating a great little paste that you can squeeze out of a pastry bag.

Then you just dehydrate the mixture until they are chewy and ready to enjoy. Now, you have a recipe for a healthy candy treat.

39. Pumpkin Leather

My kids absolutely love pumpkin. This recipe claims that the Pumpkin Leather tastes like a portable piece of pumpkin pie.

So if you would like to have a healthy snack that tastes like a portable pie, then you’ll want to check this recipe out.

40. Dried Lemon Peels

If you are like me, then you are constantly looking for ways to reutilize something instead of just tossing it.

Well, this recipe will help you to reutilize lemon peels. If you use lemons for a recipe, then you’ll be happy to know that you don’t have to throw away those peels. Instead, dehydrate them. It would be great to pop in your tea.

41. Dehydrated Onions

I’ll be honest, we cook a lot with onions in our home. As much as I enjoy cooking with them, I hate cutting them.

So that is why I love this idea. You can cut up a bunch of onions at once, then dehydrate them so you can toss them in any recipe without all of the chopping.

42. Yogurt Drops

Do you ever see those neat little yogurt drops that you can purchase conveniently at the store for a rather costly price?

Well, you no longer have to pay that price. Instead, you can follow this recipe and create them yourself.

43. Green Bean Chips

These chips are another healthy option for you. The recipe seasons the green beans a little to begin with.

Then they toss them in the dehydrator and let them absorb a ton of flavor. They don’t end up pretty, but they sure do taste good.

44. Kale Chips

I think kale was the original vegetable chip that made everyone go wild. If you fell in love with vegetable chips through kale, then you’ll definitely want to try this recipe.

Basically, you just clean the kale and toss them in the dehydrator. From there, you can enjoy them and get plenty of nutrients while doing so.

45. Crispy Parmesan Tomato Chips

These veggie chips look absolutely wonderful. You dry out your tomatoes that you’ve cut into round chips.

Then you sprinkle with cheese and fresh herbs to add some more flavor to them. They look like they could become an easy favorite.

46. Spicy Buffalo Cauliflower Popcorn

You’ll begin this recipe by cleaning up your cauliflower, chopping it into proportionate size pieces, and then seasoning.

From there, you’ll allow it to dehydrate in your dehydrator until crispy and ready for consumption. They look delicious!

47. Dehydrated Sun-Dried Tomatoes

When you see the term ‘sun dried tomatoes’ on a menu or in a recipe, then you know that the dish should be pretty delicious because they take time.

Well, that is until someone created this recipe. Now you can create sundried tomatoes in no-time using your dehydrator.

So you now have over 40 different recipes that can be easily made in your dehydrator. Who knew it was such a useful little kitchen appliance?

But now I’d like to hear from you. What do you like to make in your dehydrator? Is there something you recommend NOT making in your dehydrator?

We love hearing from you so please leave us your thoughts in the comment section below.


Flavoured Rice

This recipe of Flavoured Rice originated out of boredom for always making rice the same way over and over again. This to me is a great way to add flavor to a dish, by simply adding a few extra ingredients to the normal way we cook and serve rice.

This is an excellent dish to use as a side for any main meal. It is particularly great to use with fish dishes, as I served my flavoured rice with beautiful grilled calamari. It is also a very versatile dish, so feel free to add your own combination of ingredients to your rice and you will end up with a wonderful aromatic, tasty side dish.

I used basmati rice, as the fragrance of it is just so fresh and delicate. I also added a little bit of garlic, a squeeze of lemon juice, fresh chilli with peppers and onions.

This rice side dish can also be transformed into an Indian flavor by adding some crushed cumin and coriander seeds. Fresh herbs will work exceptionally well with this recipe of Flavoured Rice. Really, the world is your oyster &ndash you simply cannot go wrong when experimenting with this type of thing. ¡Espero que lo disfrutes!


Good-for-you South African Peach Brulee


Juicy South African peaches taste so good in this super-simple dessert.

Para 4 personas
Tiempo de preparación: 15 minutos.
Cooking time: 4 minutes
Suitable for vegetarians

4 South African peaches or nectarines
6 digestive biscuits, crushed
4tbsp Marsala or sweet sherry
300g low fat Greek-style yogurt
150g low fat soft cheese
1tsp vanilla extract
4 heaped tsp demerara sugar

Please share:

Per 100g (recipe)Per serving 214gRI (%) per 100g (recipe)RI (%) per serving
Energy KJ45012165%14%
Calories Kcal1072895%14%
Gordo2.3g6.1g3%9%
Of which saturates1 g2.6g5%13%
Carbohidrato14g38g5%15%
Of which Sugars10g27g11%30%
Fibra1.2g3.3g5%13%
Proteína5.4g15g11%30%
Sal0.23g0.62g4%10%

  1. Precalienta la parrilla. Halve, pit and slice the peaches or nectarines.
  2. Share the digestive biscuit crumbs between 4 grill-proof serving dishes (or use one large dish). Sprinkle the Marsala or sherry over them, then share the peaches or nectarines between the dishes.
  3. Mix together the yogurt, soft cheese and vanilla extract. Dollop onto the fruit, then sprinkle the demerara sugar on top.
  4. Grill the desserts for 3-4 minutes, until the sugar melts and starts to brown. Cool for a few minutes, then serve.

Cook’s tips: You could use South African apricots instead of peaches or nectarines – you’ll need about 8 in total. If you’re making this for children, use unsweetened apple juice instead of Marsala or sherry.

Recetas Relacionadas

Pan-fried duck breasts with south african peach, cinnamon and lemon sauce


BEST BAKED CHEESECAKE

Preheat oven to 175ºC.
Line a 23 cm spring form cake tin with baking paper. Double wrap the outside of the cake tin with extra-wide aluminium foil.

For the Biscuit base, place biscuits into a food processor and blitz to a fine crumb. (Of sit dit in ‘n zip-sakkie en slaan/rol fyn met ‘n koekroller.)
Transfer to a mixing bowl, stir in the sugar then add melted butter and mix until well combined.
Pour biscuit base mixture into the prepared cake tin and press down firmly and evenly with the back of a spoon. If a thinner base is desired, use only part of the mixture.
Place into the oven and bake for 10 minutes. Once baked, remove from oven and set aside to cool.

Meanwhile, for the Filling, place the cream cheese into the bowl of a stand up mixer fitted with a paddle attachment and beat until smooth and creamy.
Add caster sugar and beat until fully dissolved. Add eggs, one at a time, ensuring eggs are fully incorporated by beating well in-between each addition.
Reduce mixer speed and add lemon juice, vanilla extract and salt and mix until combined. Add cream and mix well until combined.
Pour the filling over the cooled biscuit base then place cake tin into the middle of a large, deep roasting tray in preparation for a water bath.
Carefully fill the deep roasting tray with boiled water to a depth of about 2cm and place into the oven. Bake until golden and cooked through, about 65 minutes.

Once baked, turn off oven and leave oven door closed. Leave cheesecake to cool inside the oven for 1 hour.
Remove cheesecake from oven and allow to cool completely, then release from tin, then chill. (Best served if chilled for 6+ hours, otherwise the cake will not set properly and fall apart if you try to cut it at lukewarm/room temperature. It’s best if you do not try to transfer the cake from the bottom of the pan before it has been chilled.)

To serve, top with some fresh raspberries, blackberries and micro coriander leaves.

Photo: Yolanda Richardson
2nd Photo: Sabrina Merli – Topping Roasted hazelnuts melted chocolate and caramel.


Ingredients and Equipment

  • One 9 inch pie crust (see this page for the world's easiest flour pie crust recipe and directions!) OR.. if you are like me, you'll DEFINITELY prefer a graham cracker pie crust (again, in England, this would be made from "Digestive" biscuits!) - if you haven't tried the graham cracker crust - I highly recommend it.
  • 5 cups of Peaches - fresh or frozen (without syrup) (3 cups if you like a thin pie, 4 cups if you like it a little higher!)
  • 7 Tablespoons corn starch (for those of you in the British Isles, you know it as "corn flour"). You may also use an equivalent amount of flaked tapioca instead - the tapioca balls don't dissolve well.
  • 3 Tablespoons water (or peach or apple juice)
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • Especias:
    1/2 teaspoon Cinnamon
    1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • Sweetener:
    • 1/2 cup granulated (ordinary table) Sugar y
    • 1/3 taza de azúcar morena
      O
    • 1/3 cup brown sugar and 1/2 cup Stevia (in a prepared form like Truvia, it measures same as sugar if you use another form, you'll need do your own conversion) - or Splenda, if you prefer, (Stevia (in a prepared form like Truvia, it measures same as sugar if you use another form, you'll need do your own conversion) - or Splenda, if you prefer, works in pie recipes, but not by itself. The pie turns out heavy and with much less flavor).

    And now, choose the topping you prefer:

    • Crumb topping (my preference, again):
      • 1/4 cup sugar (OR 1/8 cup sugar and 1/8 cup Stevia (in a prepared form like Truvia, it measures same as sugar if you use another form, you'll need do your own conversion) - or Splenda, if you prefer, )
      • 1/2 taza de harina
      • 1/4 taza de mantequilla o margarina
      • Dough topping:
        See the pie crust recipe and double it to make extra to roll out as a topping to cover the pie.

      Step 1 - Make the pie crust

      Never made a crust, either? Fear not, they are really simple. Click here for instructions about making a flour pie crust. It will open in a new window, so just close the new window to return here. I prefer peach pie in a graham cracker crust click on the link for directions. .Now is also a good time to get the oven preheating to 375 F.

      Step 3 -Wash the fruit and sort!

      I'm sure you can figure out how to wash the fruit in a colander of plain cold water.

      Then you need to pick out and remove any bits of stems, leaves and soft or mushy fruit. It is easiest to do this in a large bowl of water and gently run your hands through the fruit as they float. With your fingers slightly apart, you will easily feel any soft or mushy fruit get caught in your fingers.

      Then just drain off the water!

      Step 4 - Peeling the Peaches

      Peaches and nectarines should be peeled, as their skins can be tough / chewy in jam. Peaches have such thin skins, you really don't need to peel them.

      For those you want to peel, here's a great trick that works with many fruits and vegetables with skins (like tomatoes): just dip the fruit in boiling water for 30 to 60 seconds.

      Remove from the water using a slotted spoon and put into a large bowl or pot of cold water and ice.

      The skins will easily slide off now IF the peaches are ripe! The more unripe they are, the longer you'll need to heat them.